Portada » Noticias - Actualidad » Nuevo proyecto para extender el estacionamiento y las grúas

Noticias - Actualidad

Nuevo proyecto para extender el estacionamiento y las grúas

Noticias - Actualidad

Publicado: 19 / 09 /2016

Nuevo proyecto para extender el estacionamiento y las grúas

(Noticias - Actualidad)

En abril pasado, la Secretaría de Transporte porteña había dado de baja la licitación del proyecto, que estaba frenado por la Justicia desde 2015 y era criticado por la oposición, para reformular el pliego con algunos cambios. De esta manera, el Gobierno busca implementar la ley 4003, aprobada en 2011, que establece un nuevo modelo para el servicio regulado de estacionamiento y para el acarreo.

Según la flamante iniciativa, las tickeadoras podrán recibir tarjetas de crédito, de débito y alguna tarjeta magnética como la SUBE. En este sentido, la propia máquina funcionará como punto de recarga de ese plástico, previo pago con débito. En una primera etapa, se instalarán 2.000 tickeadoras.

Habrá tres tarifas. La Progresiva 1 irá aumentando cada hora y los residentes pagarán la mitad. La Progresiva 2 será igual a la anterior para los visitantes, pero gratuita para quienes vivan a 300 metros a la redonda. Y con la tarifa simple los visitantes pagarán una cifra por hora que no variará y los residentes, nada.

Cuando se implemente el sistema, la cantidad de espacios donde habrá que pagar para estacionar saltará de los 4.000 actuales a 86.000. Por otra parte, habrá entre ocho y diez playas de acarreo repartidas en cinco zonas, cada una a cargo de una empresa. A diferencia del modelo vigente, estas compañías retendrán de la recaudación por los acarreos o los parquímetros una suma fija que cobrarán por el servicio y el resto irá a las arcas de la Ciudad.

Actualmente, el servicio de grúas y parquímetros está a cargo de las firmas BRD y STO, que entre ambas remueven unos 12 mil vehículos por mes. El contrato está vencido desde 2001, pero como se trata de un servicio público que no se puede discontinuar, siguen operando con prórrogas provisorias.

La idea es que para el año que viene las grúas también puedan actuar en los barrios (hoy sólo lo hacen en el Macrocentro y algunas calles de Palermo y Recoleta) y así incentiven la rotación de los vehículos estacionados en las principales avenidas, centros comerciales y sus calles laterales. Además, prometen tener grúas disponibles para cuando se bloqueen rampas o garajes.

Otro de los cambios con respecto a la licitación anterior es que se acabarán los papeles para labrar las multas. A los agentes de tránsito se los proveerá con un moderno sistema para leer las patentes de los autos. Por último se modificarán los espacios para estacionar en las calles porteñas, debido a los cambios en los tamaños de los vehículos. La Ciudad confía en aprobar el proyecto lo antes posible e instalar las futuras tickeadoras en el primer semestre de 2017.





Esta página ha sido visitada
veces