Portada » Noticias - Actualidad » La Boca » Buscan a 36 niños que salvaron de la perrera a Bobby de La Boca

La Boca

Buscan a 36 niños que salvaron de la perrera a Bobby de La Boca

La Boca

Publicado: 30 / 07 /2019

Buscan a 36 niños que salvaron de la perrera a Bobby de La Boca

(La Boca)

El director del museo Quinquela Martin busca a 36 niños, hoy ancianos que, hace más de 7 décadas, fueron protagonistas de la historia bien boquense.

Ccomenzó cuando cinco niños de cabello engominado corrían por las calles del barrio de La Boca pidiendo ayuda a otros chicos para comenzar una desesperada búsqueda: «¡Bobby, se llevaron a Bobby!», gritaban desesperados.

Según la investigación, era enero de 1946 y un total de 36 niños se reunieron para rescatar al perro callejero que tenían por mascota y que había sido apresado por los de «la perrera».

Entre todos comenzaron a reunir los 20 pesos (de aquella época, equivalentes a 50 centavos de dólar) para pagar la multa exigida para liberar al perro. La tarea no era fácil porque todos eran hijos de empleados fabriles o portuarios y en ninguna casa de La Boca abundaba el dinero.

Resignando su regalo de Día de Reyes, haciendo algunos trabajitos y poniendo todos sus ahorros, los 36 boquenses juntaron el dinero y liberaron a su querido amigo. La historia conmovió tanto que no tardó en llegar a la prensa de la época y fua así que tocó el corazón de un reconocido artista: Benito Quinquela Martín.

Al conocer la hazaña de los jóvenes, Quinquela decidió que debían ser homenajeados como corresponde y realizaron un acto público en donde él mismo le entrego a cada niño una medalla y una estatuilla en agradecimiento por su ímpetu para traer a Bobby de regreso a casa. Hoy, 74 años después de la enternecedora escena, el museo que lleva el nombre del artista busca reunir nuevamente a los amigos para premiarlos.

Víctor Fernández, director del museo Benito Quinquela Martín, está decidido a reunir a aquellos niños para volver a homenajearlos.

Pareciera un atarea difícil si no fuera por el orden obsesivo del artista plástico que registraba cuidadosamente en cuadernos y biblioratos los sucesos que acontecían a su alrededor y la historia de Bobby, por supuesto, no podía faltar.

«Todos los recortes de periódicos respecto al perro y los chicos fueron archivados, junto con otras cosas que le interesaban. Su amor por La Boca y la filantropía no podían ignorar esta historia», explicó Fernández, quien también es vecino del barrio y artista plástico.



Compartir:



Esta página ha sido visitada
veces