Portada » Te puede Interesar » Andar en bicicleta mejora la salud mental y corporal

Te puede Interesar

Andar en bicicleta mejora la salud mental y corporal

Te puede Interesar

Publicado: 18 / 06 /2017

Andar en bicicleta mejora la salud mental y corporal

(Te puede Interesar)

Pedalear por la ciudad previene la depresión, diabetes tipo dos, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Si bien pedalear por la ciudad puede ser problemático y caótico algunas veces debido a la poca cultura ciclística que hay en algunos países, andar en bicicleta trae muchos beneficios para nuestra salud.

Una investigación realizada por la Universidad de Cambridge, el University College de Londres y la Escuela de Londres de Higiene y Medicina, publicada en el British Medical Journal demostró los beneficios en la salud para las personas que andan en bicicleta.

“Los beneficios de la actividad física repercutieron en una amplia gama de enfermedades que incluyen la depresión, enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y el accidente cerebrovascular”, dijo el autor de la investigación, James Woodcock.

Los mayores riesgos de andar en bicicleta por la ciudad son lesiones tras un accidente y una mayor exposición a la contaminación del aire. Sin embargo, los beneficios son mayores que los riesgos, especialmente para los varones y los ciclistas de mediana edad.

Si tienes ganas de cambiar el auto y subirte a la bicicleta para contaminar menos, hacer ejercicio y mejorar tu salud, considera los consejos que te damos para pedalear por la ciudad, ten siempre cuidado.
Si no tenés bici, sbés que en costanera Sur, palermo, costanera norte, existen alquileres por hora donde podés disfrutar del verde y de la companía de un amigo o de tu familia.

Beneficios

Mejora de las funciones del sistema circulatorio

Una actividad equilibrada, como es ir en bicicleta, reduce el riesgo de infarto en más de un 50%. Según explica el Prof. Froböse, “el ritmo cardíaco aumenta y la presión baja, en pocas palabras: el corazón trabaja economizando. Practicando este deporte se reduce el colesterol negativo, el cual es responsable de la calcificación de los vasos sanguíneos. En cambio, la cantidad de colesterol positivo, el cual es responsable de la protección de los vasos sanguíneos, aumenta. En consecuencia los vasos sanguíneos aumentan su flexibilidad, la sedimentación de la placa aparece con menos frecuencia y disminuye el riesgo de una calcificación de las arterias.

Montar en bicicleta ayuda a prevenir los fallos cardíacos, una de las principales causas que provocan cada año 150.000 muertes.”

Prevención del dolor de espalda

La espalda también se beneficia de ir en bicicleta. Cuando el ciclista adopta la postura óptima en el sillín con el torso ligeramente inclinado hacia delante, la musculatura de la espalda está bajo tensión y estabiliza el tronco. Los movimientos regulares de piernas fortalecen especialmente la zona lumbar y previenen la aparición de una hernia discal.

Resumiendo los datos del estudio por el Profesor Froböse “La musculatura de la espalda se fortalece gracias a este deporte y mantiene la columna vertebral protegida de vibraciones y golpes.” Por último, ir en bicicleta también estimula los pequeños músculos de las vértebras dorsales, que a través de los ejercicios de gimnasia tradicional solo consiguen ser estimulados y tensados con mucho esfuerzo. Estos beneficios hacen del ciclismo una de las actividades ideales para las personas que sufren dolor de espalda.

Protege las articulaciones

Montar en bicicleta es muy ventajoso para las articulaciones de las rodillas ya que el 70-80% del peso del cuerpo es amortiguado por el sillín. Por ese motivo ir en bicicleta es una buena alternativa al jogging ya que las articulaciones y los cartílagos no han de soportar esa sobrecarga, según lo ha comprobado el Profesor Froböse. Los movimientos cíclicos que se realizan al pedalear representan una carga mínima para las articulaciones y garantizan una situación de sustento óptima para los cartílagos. Si las articulaciones soportan poca presión, la energía y las sustancias nutritivas pueden ser difundidas con mayor facilidad por los cartílagos.

Quienes protegen sus articulaciones montando en bicicleta regularmente, previenen con ello el riesgo de enfermar de artrosis y también se aseguran de que andar y correr no suponga un problema con el paso del tiempo.

Influencias positivas para el sistema inmunológico

Practicar el ciclismo regularmente repercute de manera positiva en el sistema inmunológico. El cuerpo de los ciclistas desprende compuestos químicos que mejoran el estado de ánimo y hacen que se produzca una situación de bienestar. Los fagocitos, las células devoradoras de bacterias del cuerpo humano, son movilizadas de manera inmediata a través del pedaleo, para aniquilar bacterias y células cancerígenas.

Por ese motivo ir en bicicleta es empleado como terapia para enfermos de cáncer y SIDA. Pero también saca provecho de ese sencillo medio de locomoción quien quiere, por prevención, fortalecer su cuerpo contra enfermedades infecciosas.

Cualquier problema se olvida andando en bici!






Radio en Vivo

Esta página ha sido visitada
931866 veces